¿Y tú qué opinas?

Nuevas formas de alimentación

Quien come carne es porque quiere y le gusta, aunque deberían pensarse otras opciones que sean mejores para ellos y para el medioambiente

ANDREA TALLÓN, 2º BAC B NOCTURNO. En los últimos años, numerosas instituciones han alertado sobre la inminente necesidad de reducir o suprimir el consumo de carne, tanto por motivos medioambientales como de salud, y se han promovido nuevas formas de alimentación. La tendencia alimentaria más revolucionaria es el vegetarianismo, que consiste en no consumir ningún tipo de carne ni pescado. Le sigue el veganismo, que se trata de no ingerir ningún alimento de origen animal.       

El consumo de carne favorece a nuestro organismo en cuanto a los micronutrientes y vitaminas que esta posee y son necesarias para un buen funcionamiento de nuestro sistema y que los alimentos de origen vegetal no portan en muchos casos. Por otra parte, los animales son tratados con numerosos alimentos y hormonas de crecimiento, que pueden provocarnos distintas enfermedades graves, como por ejemplo las famosas y recientes listeriosis o la salmonela. Aunque desde siempre los humanos hemos comido carne, el trato que sufren los animales en las industrias cárnicas es denigrante, y siendo vegetariano o vegano no se contribuye a estas. También hay otras opciones como la carne ecológica, aunque esta es bastante más cara, ya que los procesos artesanales que conlleva aumentan los costes de producción, pero los animales son tratados con respeto. Dicha carne contiene más nutrientes, su saber es mucho mejor y favorece un consumo consciente, responsable y sostenible.

No consumir alimentos de origen animal tiene sus pros y sus contras. Las personas veganas y vegetarianas tienen un pronóstico de una más larga vida y no contribuyen a la explotación de los animales. No obstante, es mayor el riesgo de sufrir carencias de algunos micronutrientes, ya que el consumo de la fibra dificulta la absorción correcta de minerales y la vitamina B12 es escasa o nula en el mundo vegetal, por lo que se debe hacer una toma regular de suplementos de ella, ya que su ausencia en nuestro organismo podría provocar anemia.

En mi opinión, durante los últimos años se han ido facilitando las vías para volverse vegetariano. Hoy en día casi todos los comercios proporcionan todo tipo de alimentos para las personas que optan por seguir esta dieta, siendo estos, eso sí, más caros pero más saludables para todos. Pero quien come carne es porque quiere y le gusta, aunque deberían de pensarse otras opciones que sean mejores para ellos y para el medioambiente.

¿Y tú qué opinas?

 

Copyright 2011 ¿Y tú qué opinas?. Custom Footer text
Joomla templates 1.7 free by Hostgator | piqpaq.com