Rincón bohemio

Carpe diem

Nuria González Hernani, 2º BAC A

 

Él es lo más pasajero en lo que puedas pensar, un alma egoísta que no espera a nadie, que no siente piedad por quienes suplican que se detenga, que corra, que vuelva atrás.

El ser más poderoso y cruel que haya existido nunca, que mientras sana tus heridas marca el tempo de tu cuenta atrás.

El mismo que juramos, orgullosos, controlar con números y manillas, mientras en un silencioso grito reconocemos que está fuera de nuestro control.

Por supuesto, hablo del tiempo. El mismo que, divertido, anda en círculos para hacernos repetir los mismos errores de siempre. Y nosotros, necios, ciegos, caemos en sus trampas una y otra vez. Sin saber cómo, nos vemos corriendo sin aliento hacia una meta que solo al final del camino notamos que es solo un espejismo de lo realmente importante. Y en entonces, sin más al frente que mirar, giramos la cabeza a lo ya recorrido y vemos todo lo que podríamos haber hecho mejor, todo lo que querríamos haber cambiado, todo lo que pudimos haber conseguido y no hicimos.

Es en ese momento, cuando el final se acerca, que el tiempo realiza su más frío acto, tu último acto. Y así, preparado o no, arrepentido o realizado, joven o viejo, el suceso más tabú y delicado se lleva a cabo cuando el tiempo deja escapar, con un suspiro, otro segundo más. El primer segundo sin ti. 

 

Copyright 2011 Rincón bohemio. Custom Footer text
Joomla templates 1.7 free by Hostgator | piqpaq.com