Pensando en verde

Océanos de plásticos

LUTHIEN LENORMAND, 1º ESO G. Cada vez estamos utilizando más el plástico para diversos usos: beber, comer, almacenar…Desechamos unos 31 kg. por persona cada año. En España consumimos 680.000 toneladas de plástico. Y, por otro lado, reciclamos solamente el 30%. Para reducir el consumo de plástico, tendríamos que reemplazarlo por elementos ecológicos y sustituir el plástico por otros materiales, como el vidrio.

Además, toneladas de plástico acaben en el mar contaminando las especies marinas y la flora. Los plásticos llegan a través de los vertederos que a veces tienen fugas o se sitúan demasiado cerca de ríos o mares. Asimismo, una parte del plástico no emerge a la superficie porque se queda enganchado en las rocas o en el plancton y daña el ecosistema marino. De ese modo, mueren unos 1,5 millones de peces por culpa del plástico. Recordamos que los residuos marinos proceden un 20% de la actividad marina y el 80% restante, del uso doméstico.

En cuanto a su descomposición, el plástico se fragmenta en partículas cada vez más pequeñas capaces de ser transportada a grandes distancias por el viento y las corrientes. Se descomponen hasta formar los llamados microplásticos que pueden alcanzar hasta 8 milímetros.

Los plásticos tardan años en descomponerse. Por ejemplo, las botellas,500 años; un mechero,100 años e hilos de pescar, 600 años. Y uno de cada 6 peces están contaminados, debido a que los confunden con alimento (plancton). Por otra parte, nosotros ingerimos algunos peces contaminados y, en consecuencia, nos afecta a nosotros. Pero no solo llega el plástico a nuestro organismo por el pescado, también a través de envases y "tápers", por ejemplo. En general, el contacto con el plástico no es beneficioso para nuestra salud.

En relación con nuestro mar Mediterráneo, podemos afirmar que contiene plástico. Además, España es el segundo país que más contribuye a ello debido al turismo y escaso reciclaje.  Asimismo, España es el primer país en consumo de pajitas.

En conclusión, tenemos que tomar conciencia de nuestros actos porque el devenir de nuestro planeta está en nuestras manos. Reduzcamos el consumo de plástico, reutilicémoslo y reciclemos.

 

Pensando en verde

Los plásticos

ELENA LLORCA, 1º ESO C. Parecía una palabra inofensiva hace sólo unos años, a todos nos encanta la vida de usar y tirar; sin embargo, no nos estamos dando cuenta del daño que le está causando al medio ambiente y, lo más importante, a nuestra salud.

Con respecto a este material, hay algo que nos debería de preocupar bastante: nuestros mares. Cada año, en nuestros mares y océanos, se encuentran más de 8 toneladas de plástico en su superficie. Este problema ha llegado a crear la llamada ``ISLA DE PLÁSTICO´´ que ocupa más de 15 millones de kms. cuadrados, una cifra alarmante. Un 80 por ciento de estos desechos son los que utilizamos para el uso doméstico, los más abundantes son bolsas y botellas de plástico. Este material llamado ``POLIETILENO´´ lo utilizamos para prácticamente todo: para guardar alimentos, para beber, para productos de higiene, etc.  Y no somos conscientes de que todos esos desechos pueden afectar a nuestro planeta.

Nosotros pensamos que nuestra basura acaba en vertederos, pero lo que no sabemos es que si no reciclamos, nuestra basura acaba en vertederos en los que, en ocasiones, hay conductos de agua cerca que la llevan a los ríos y mares.

En relación con este tema, todo ello tiene consecuencias que pueden llegar a ser mortales. Se ha estimado que más de 1 millón de aves, 100.000 tortugas y 1,5 millones de peces mueren atrapados o intoxicados a causa del plástico cada año. En los vientres de estos animales se pueden encontrar de todo: desde tapas de gaseosas y bolsas, hasta sorbetes incrustados en sus fosas nasales. Las aves, peces, delfines y tortugas confunden el plástico con comida, y esto afecta a su salud. Un pescado contaminado con plástico podría estar en nuestro propio plato de comida.

Por otro lado, el plástico no solo llega a nosotros a través del pescado, también puede afectarnos al rellenar una simple botella de plástico, ingiriendo comida enlatada o calentando alimentos en envases de plástico. En resumen, no solo nos debe preocupar el pescado, sino también aquello a lo que no le damos tanta importancia.

La contaminación por plásticos es, sobre todo, un problema de mal uso de este material y también de una mala gestión de residuos. Por ello, para solucionarlo, tenemos que cambiar nuestros hábitos de usar y tirar y replantear la manera en que producimos, pensamos y consumimos. Hay algunas medidas que podríamos tomar para mejorar este gran problema, como no utilizar bolsas de plástico ni botellas, ya que pueden tardar cientos de años en descomponerse. Por último, hagamos posible las tres erres: Reutilizar, Reducir y Reciclar.

 

Pensando en verde

La contaminación, una responsabilidad de todos

MICAELA VITTTORI, 2º BAC NOCTURNO. La contaminación es la presencia o acumulación de sustancias en el medio ambiente que afectan negativamente al entorno y a las condiciones de vida, así como a la salud o higiene de los seres vivos. Actualmente este problema no parece preocupar a todos los integrantes de nuestra sociedad. Es más, la gran mayoría afirma que este inconveniente no tiene importancia, pero ¿conocemos realmente sus consecuencias?

Varios estudios confirman la decadencia del planeta con hechos reales y demostrables que podríamos comprobar cualqiera de nosotros observando el cambio de temperaturas de nuestro clima "normal", la desaparición de determinadas especies tanto animales como vegetales, la presencia de gases y sustancias altamente tóxicas en nuestras ciudades, y un largo e interminable etcétera.

Según la organización mundial de la salud (OMS), la contaminación atmosférica aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas y crónicas, como podrían ser una neumonía o un cáncer de pulmón. Afirma también que en el mundo mueren 1,3 millones de personas al año por esta causa y más de la mitad de estas defunciones ocurren en países en desarrollo.

Por estas razones considero que todos nosotros tenemos la responsabilidad y la obligación de cuidar y respetar nuestro planeta, mayormente porque en el caso de que esta situación tenga un fatal desenlace, lo únicos perjudicados seríamos nosotros mismos.

Copyright 2011 Verde que te quiero verde. Custom Footer text
Joomla templates 1.7 free by Hostgator | piqpaq.com