Artículos

Actualidad del 18

¡Gracias, profes!

 

SABELA ALONSO, PROFESORA DE INGLÉS

Hoy toca despedida.

Después de treinta y cinco años en la enseñanza ha llegado el momento de emprender otro camino. Me voy con la ilusión de quién empieza una nueva etapa, con la tranquilidad de haberme esforzado en mi trabajo y con la esperanza de haber contribuido a la formación de los alumnos.

Durante todos estos años he  llenado las aulas de ilusiones y proyectos, he vivido momentos entrañables con compañeros y amigos  y he intentado educar no sólo en conocimientos y contenidos, sino también en valores como el respeto, la justicia, la solidaridad y la aceptación de la diversidad.

Agradecimientos miles, cientos de satisfacciones, algunos sinsabores y contratiempos que prefiero dejar en el olvido.

Hoy toca despedida y quiero dar las gracias a los alumnos y alumnas que han hecho que se mantenga vivo mi interés por enseñar, juntos hemos  compartido emociones y aprendido muchas cosas.

Decía el novelista inglés C. S Lewis: “Nunca se es demasiado viejo para fijar otra meta o para soñar un sueño nuevo”.

 

 

AURORA GONZÁLEZ, PROFESORA DE FRANCÉS

L'HEURE EST VENUE

Llegó la hora

 

 

A punto de terminar un curso más, que para mí será el que pone fin a toda una vida dedicada a trabajar por, para y con mis alumnos.

Profesión vocacional, casi desde los 15 años, cuando decidí que quería transmitir todo lo que la lengua y la cultura francesas  me habían aportado y me seguían aportando.

Espero haberlo logrado.

Ha habido muchas satisfacciones y también momentos muy duros.

No voy a enumerar ni unas ni otros. No ha sido fácil mantener la ilusión durante todos estos años.

Sobre todo en los últimos cursos, cuando el tiempo dedicado a tareas para la administración y el incremento horario,  han ido restando el que siempre he dedicado a mis clases, a las actividades motivadoras para mis alumnos.

Por eso creo que ha llegado el momento.

Quería irme sin despedirme, "a la francesa"(-" à l'anglaise"- dicen los franceses), porque ya llevo muchas despedidas en mi vida  y  no me gustan.  Demasiada gente a la que aprecio que  se va quedando atrás. En esta ocasión también. Así que sólo unas palabras más, estas  para mis alumnos ¡ Cómo no!

He tenido la suerte de contar, casi siempre, con unos alumnos motivados, impulsados por el mismo amor que yo hacia el aprendizaje de la lengua. Alumnos que han tenido que superar muchos obstáculos para ello, pero que han seguido adelante. Espero que los que se han adentrado en esta vía consigan mantenerse firmes y llegar a apreciar realmente la riqueza, la belleza y la elegancia de esta lengua.

A mí me ha enseñado a desarrollar mi espíritu crítico, a luchar contra las injusticias y por  los derechos humanos, a apreciar las obras de arte, la literatura, toda la cultura y sobre todo a pensar.

Mis alumnos entenderán ahora que cuando me hacen una pregunta, a menudo les conteste:  "usa tu cerebro", "piensa",. Y me encanta ver su sonrisa de satisfacción cuando logran la respuesta por sí mismos. Momento mágico en el que alumno y profesora sonríen a la vez y por el mismo motivo.

¡Con esa sonrisa quiero quedarme!

 

Espíritu olímpico para la eternidad

Paco Pla con vosotros para siempre

 

PACO PLA, DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN FÍSICA. El pasado viernes día 18 de mayo de 2018, tuvimos la graduación de 2º de bachillerato de nuestro instituto en el aula de cultura de Mutxamel. La sala estaba a rebosar, como siempre, con todos los graduados/as, padres, madres, profesores/as, familiares, amigos/as, etc. El acto se desarrolló con gran brillantez. Como la mayoría ya sabéis, tuve la responsabilidad y el gran orgullo de representar al profesorado en el tradicional discurso de graduación.

En estos momentos y todavía sin apenas poder digerir las emociones del evento, me pongo a escribir estas líneas, con celeridad, puesto que la publicación de la revista está prácticamente lista para su publicación en la imprenta.

Os aseguro, ya me conocéis, que tendría tantas cosas que contaros, que necesitaría mucho más tiempo para reflexionar, y más espacio para plasmarlo en el artículo.

Tengo con estas palabras la misión de despedirme de todos vosotros, mis queridos/as alumnos/as y compañeros/as. Sin demora, me pongo a la tarea. Pero, os digo, que me faltarían palabras para expresar el enorme e infinito afecto y agradecimiento que siento hacia todos vosotros. Ya sé, que es mutuo, me lo habéis demostrado día a día a lo largo de estos años de estrecha relación y convivencia. Han sido cuatro cursos maravillosos. La verdad es que no hemos parado, ha habido actividades de todo tipo. Olimpiadas, Jornadas específicas de deportes, Viajes a la nieve, Port Aventura, Terra Mítica, Aqualandia, etc. He pasado con vosotros los cursos 2014/2015, 2015/2016, 2016/2017 y 2017/2018. Yo venía del IES La Torreta (Elche).  En ese centro estuve 20 años que, por supuesto, también fueron estupendos; eso sí, y Roberto lo sabe bien, los coches fueron varios y los kilómetros realizados, tan solo en la etapa ilicitana ¡va por Manolo!, fueron más de 400.000.

En esta etapa de mi vida como profesor en activo (el docente continuará a lo largo de toda mi existencia) que se acerca a su final (me jubilaré el día 6 de septiembre, espero, con el visto bueno de Conselleria), quiero mandar mi agradecimiento  a todos los centros donde tuve el honor y el placer de desempeñar mi labor educativa, y que estarán siempre en mi recuerdo. ¡Creo que ya empiezo a emocionarme!

Pero, de nuevo, volvamos al Playa San Juan. Día a día, mes a mes y curso a curso, todos hemos aprendido, vosotros y yo. Siempre con buenas formas y con un trato amable hemos entablado y estrechado las relaciones. ¡Buenos días, Paco!, ¡Buenos días, Paquito!, me recibíais al empezar la jornada (a los que os daba clase y a los que no os daba), o la sesión de Educación Física. Yo, como os he demostrado, siempre he sido (en toda mi etapa educativa), un profesor cercano a todos, y es de lo que me siento más satisfecho al hacer balance de todos estos años. Os lo he dicho siempre, queridos alumnos/as, lo más importante son los valores y los buenos hábitos para toda vuestra vida.

Al llegar a este punto, me gustaría dejaros mi mejor legado, la escuela de valores (tranquilos, que ya estoy terminando. Que no cunda el síndrome del discurso de la graduación), por supuesto teniendo como referencia al Olimpismo, que es una filosofía de vida que combina el deporte, la cultura y la educación con el objeto de crear un equilibrio armónico entre el cuerpo, la mente y el espíritu, y está basado en tres valores fundamentales que el Comité Olímpico Internacional define así: Excelencia, Amistad y Respeto. La Carta Olímpica expresa textualmente: “Al asociar el deporte con la cultura y la formación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo, la responsabilidad social y el respeto por los principios éticos fundamentales universales”.

Sin más, y para terminar, que el “Espíritu  Olímpico”, os guíe a lo largo de toda vuestra vida como a mí me ha guiado y me sigue guiando.

Os quiero chicos, siempre os recordaré.

Muchas gracias a todos.

¡Buen camino, buena suerte y hasta siempre!

 

Copyright 2011 Revista OLA 18. Custom Footer text
Joomla templates 1.7 free by Hostgator | piqpaq.com